El 12 de Octubre: “Día De Duelo Americano – En el “Día de la Raza”

0
1449
httpwww.cesarcamacho.orgsitedocument.phpid=1381

La Saeta: tatayapio@hotmail.com

Escrito por Víctor Cesar Acero Pinto. Dallas, Texas. Octubre 12 del 2016. Ya se oyen los clarines y trompetas, los aplausos y discursos baratos de la clase política de América para celebrar por todo lo alto “el día de la raza”. Esa “gesta heroica” del 12 de octubre del 1492 no pasa inadvertida y en ella se exalta el sacrificio y valor heroico de los llamados conquistadores, para implantar las banderas de la península y la cruz de palo en medio de los salvajes caníbales que vivíamos en la más oscura promiscuidad.

A los latinos que fuimos a la escuela nos obligaron a amar a nuestros asesinos, a los que los que pasaron a cuchillo a millones de inocentes seres humanos. Se nos enseñó y enseña que los criminales eran nuestros ancestros por cultivar la tierra, adorar al sol y las aguas de los ríos y lagunas. La horda genocida de ex presidiarios que asoló nuestras tierras eran los buenos, y eran los buenos porque traían la cruz con la cual se aparejaba la salvación del alma inmortal y la espada; espada con la cual limpiaron la tierra de herejes y caníbales obligando a sus descendientes a adorar la cruz y a un rey de opereta de una tierra extraña. Nos enseñaron a obedecer a su sesgada justicia.

http://imagenestotales.com/12-de-octubre-dia-de-la-raza/

Todavía se enseña que Colón descubrió que la tierra era redonda, ocultando de mala fe que Eratóstenes (400 años de Cristo) conocía hasta el diámetro de este verde planeta. Que Colón era Geógrafo, nada más alejado de la realidad cuando Colón no fue más que un vulgar y oportunista comerciante. Que debemos estar más que agradecidos porque esos “descubridores” nos trajeron el idioma y la religión, haciendo omisión de la riqueza de nuestras lenguas aborígenes que aún hoy después de criminal genocidio suman más de 400 en nuestro continente y de existir el Dios de los judíos, su sabiduría infinita le hubiese permitido encontrar la manera de darse a conocer entre nosotros sin necesidad de utilizar mercenarios criminales que devastaron al continente a su nombre.

En Tunja, para ejemplo, ciudad del altiplano de los Andes, el fundador de la ciudad Gonzalo Suárez R. ordenó asar a los indios uno a uno hasta saber los lugares en que se escondían los presuntos tesoros aborígenes. Padres, hijos y hermanos sufrieron el tormento en medio de agonía infinita que consumió sus vidas. Era un sólo grito lastimero de dolor, pero el atroz criminal para no ser molestado en sus horas de reposo con los alaridos de dolor de los condenados, ordenó que antes de pasarlos al asador deberían cortarles la lengua a niños y adultos sin distinción. Tras la cruz se escondía la avaricia por los tesoros indígenas.

dia-de-la-raza-3

Imágenes Totales600 × 405Search by image

Día de la Raza. Imágenes para colorear

El padre De las Casas (obispo de Chiapas – México) se deshizo en mensajes escritos a “sus majestades” para que detuvieran la sangría cometida en nombre de Dios. Nunca fue escuchado, el rey en su “magnánima” generosidad escasamente amenazaba a los encomenderos con unas modestas penas pecuniarias por matar a un aborigen y recomendaba “dar buen trato a los salvajes”. En el Concilio de Trento, iniciado a las carreras en el año de 1.546 para intentar detener el tsunami que se avecinaba por las teorías de Lutero, Calvino y Zwinglio, se justificó el holocausto con el ítem de que no tienen alma, eran caníbales y era necesaria su muerte para salvarles su alma inmortal.

Tiempo después y reconocida su calidad de hijos de Dios se continuó el genocidio para dejar en claro los derechos del rey. Vasco N. de Balboa llamado “el descubridor del mar del sur”, porque según ellos el Océano Pacífico estaba oculto, se solazaba en las aburridas tardes tropicales lanzando niños y mujeres a un ruedo para que sus perros de presa sometidos a ayunos forzados los destazaran en medio de una risa cínica y la algarabía de los muy honorables cristianos.

Las mujeres, ancianos y los niños fueron sometidos a toda clase de vejaciones. La violación sexual estuvo siempre a la orden del día, los curas y la soldadesca se repartían o jugaban la doncellas de las niñas en una mano de cartas.

dia-de-la-raza

Por eso y por lo que no se puede decir por espacio en una nota como esta, es que se puede decir que es un acto de imbecilidad manifiesta, de vocación de esclavos el festejar el 12 de Octubre como un día de fiesta americana. Este día debe de duelo americano, un día de luto y dolor por las decenas de millones de seres humanos infamemente sacrificados a nombre de un Dios de palo, de un rey sanguinario yu de un pueblo criminal como el ibérico. En Agosto del año de 1533, Francisco Pizarro de cuidador de cerdos pasó a “honorable conquistador”, capturó a Atahualpa luego de cobarde celada para imputarle herejía por haber el jefe indígena arrojado al piso un biblia. Los reyes de la industria del secuestro hicieron lo que sabían hacer: secuestrarlo y pedir abultado rescate, mismo que pagado con suficiencia no colmó la sed homicida de ese asesino español y su cuadrilla de salteadores a los cuales se les venera en estatuas de mármol elaboradas por los peruanos para el efecto. Ese día aciago para la humanidad será celebrado de manera diferente cuando adquiramos conciencia de clase, de pueblo, cuando nos corra suficiente sangre por las venas para hacer respetar nuestra heredad. Ese día comenzaremos a escribir la historia de nuestros pueblos.

tatayapio@hotmail.com

Víctor Cesar Acero Pinto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here