Si gobernó Bush… ¿Por qué no Donald Trump o Hillary Clinton?

0
310
Si gobernó Bush… ¿Por qué no Trump o la Clinton? ¿Donald Trump: Presidente?

Por Víctor César Acero-Pinto.               La Saeta.    

Nacimiento 14 de junio de 1946. Partido políticoRepublicano Familia Cónyuge Melania Trump Información profesional Ocupación Empresario www.donaldjtrump.com
Nacimiento 14 de junio de 1946.
Partido político Republicano
Familia
Cónyuge Melania Trump
Información profesional
Ocupación Empresario
www.donaldjtrump.com

 Dallas, Texas. Noviembre 5 del 2016. No es un secreto para nadie que los dos candidatos con opción a sentarse en el trono imperial resultan repudiables, empero uno de los dos llegará a la meta porque los otros cuatro ni siquiera tuvieron derecho a presentarse en los medios en igualdad de condiciones que los dos ‘príncipes’, muestra de la ‘democracia’ gringa en que se fortalece la plutocracia como forma de gobierno. Prueba de ello: Washington, primer presidente, fue el hombre más rico del momento con un capital de seiscientos millones de dólares y dueño de la vida de 350 esclavos. Sobran las palabras.

Trump, un fascista trasnochado que no oculta su desprecio por aquellos que no sean caucásicos a quienes considera inferiores per se, dirigió su veneno a la clase media y baja anglosajona despreciando a los negros, nativos e islamistas. Veneno que cayó en tierra fértil y floreció en esa clase hambrienta de revivir al pasado apocalíptico del III Reich, lo que se tradujo en el incremento de grupos fascistas hasta el extremo que KKK aumentó el último año de 62 a 192 bandas, el Poder Blanco de 178 a 892, la Sociedad del Rifle se fortaleció en el 200% (grupos anglosajones y neonazis). De otro lado en USA los electores han huido de las urnas al entender que su voto nada cambia, porque quienes gobiernan son los mismos con las mismas y el fraude no es exótico en esa nación (ver elección de Bush del 2000). En el gobierno de Obama (8 años) mandaron los de siempre. Los mismos con las mismas. La pobreza creció geométricamente; los indocumentados que esperaron un empujón de la Casa Blanca para salir de la oscuridad se frustraron ante la vano esfuerzo gubernamental por cambiar su estatus; se deportaron más inmigrantes que en cualquier otro gobierno en la historia destruyendo a millones de familias inmigrantes; la deuda externa del Estado, sin tocar la interna, es impagable, USA adeuda veinte billones de dólares (un 20 con doce ceros), situación que remedian con paños de agua tibia como emitir moneda (falsa por ausencia de respaldo); no se cerró la cárcel de Guantánamo en donde pervive la violación sistemática de los derechos humanos: no se liquidó la guerra en Afganistán, se mantuvo la invasión; Obama y Hilary (como Secretaria de Estado) ordenaron la destrucción de Libia para poner el petróleo al alcance de las trasnacionales gringas, lo que produjo tal conmoción en la economía africana que dio lugar a una diáspora que ha puesto en jaque a Europa; el empleo en USA no mejora; el obamacare sufrirá fuerte aumento en el 17; los salarios siguen en declive. Nada rescatable para los demócratas; y la Clinton ofrece lo mismo con las mismas.

"No podemos arriesgar una presidencia de Donald Trump" dijo Hillary Clinton.
“No podemos arriesgar una presidencia de Donald Trump” dijo Hillary Clinton.

El despotismo y prepotencia de Hilary quedó patentado en el hecho de no usar el apellido de su marido sino cuando de ello derivó algún beneficio, como cuando Bill fue gobernador de Arkansas o presidente de USA en doble oportunidad; su indelicadeza en el manejo de la cosa pública como el hecho de crear correos en el servidor público para Hilma Abedin, su asistente, y para la jefe del Dpto. de personal Cherry Mills y los suyos propios, sin advertir que era un correo del gobierno protegido con el ‘state gov’, hecho denunciado en el 2015 por el N. York Times que dijo que la Clinton “pudo haber violado los requisitos federales”, lo que ha dio pie para que ahora el FBI abra formal investigación por el presunto riesgo en que colocó a la seguridad del Estado; pedir y aceptar dinero pata la Fundación Clinton de países que denomina terroristas como Siria o Irán; su doble moral al ofrecer la legalización de los indocumentados en los primeros cien (100) días de su mandato, omite de mala fe que fue ella quien como senadora en el 2003 se opuso férreamente a legalizarlos; haber gastado enormes sumas dinerarias denostando de Sanders a efecto de ganar su nominación por el partido Demócrata; su interés económico en las cárceles privadas que le reditúan pingues utilidades derivadas de los indocumentados. 

Los Medios inyectaron fervor en el elector a favor dtrump-hillary-1-debatee la Clinton con términos como “momentos decisivos para la campaña”, “aquí se decide el futuro de la Unión”; con lo que lograron extraordinaria audiencia en los tres reality show en los que no hubo sino chabacanería e injurias personales de parte y parte, con lo que los candidatos aclararon su baja calidad moral y su incapacidad para conducir al imperio, hecho que puede llevar al mundo a una confrontación nuclear de carácter destructivo masivo. Ninguno de los dos habló con palabras de sabiduría, de conocimiento, de proyección ordenada, seria y respetuosa de la cosa pública interna y externa, de la economía, de la deuda, lo que lleva a concluir que ninguno es apto para gobernar; pero se dirá, si gobernó Bush…¿por qué no Trump o la Clinton?

Trump cuenta a su favor con el hecho que los sufragantes en el 80% son fundamentalistas caucásicos, los que recibieron el mensaje con satisfacción al creer erradamente que pueden revivir al Reich que sucumbió en Alemania. Por esa razón, y sólo por eso, Donald Trump deberá ser el próximo presidente de USA

El poeta alemán Bertolt Brecht dijo en el 50 “la perra está echada y próxima a parir”

Escrito por: Víctor César Acero-Pinto

Correo electrónico: tatayapio@hotmail.com

10/01.16.

www.ElComunicadorDeDallas.Com

Luis Lara 972 900 5390

luislara@msn.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here