¿Dejar de fumar? Parkland ofrece clases para dejar de fumar

0
530
Quit smoking: Foto Parkland.

Dallas, Texas. El hábito de fumar cigarros o tabacos en cualquier parte del mundo se ha constituido en una lucha por parte de médicos, enfermeras, amas de casas e hijos que miran con preocupación que su ser querido tenga esa mala costumbre que ha matado a millones de personas sin distinguir clase social.

La pregunta sencilla es: ¿Dejar de fumar? ¿Ayuda a tener mejor salud? La respuesta la tiene en este caso los “Centros Comunitarios del Hospital Parkland” en el norte de Texas, donde los directivos y cuerpo médico anunciaron que están ofreciendo asistencia a los fumadores.

Quit smoking: Foto Parkland.
Quit smoking: Foto Parkland.

Debbie Brown, recibió mucha información  y ahora espera poner en práctica lo que acaba de aprender “antes de asistir a esta clase, nosotros sólo hacíamos lo que hacíamos, sin pensar en ello o tratar de averiguar por qué” dijo Brown. “Pero aquí hemos aprendido a cambiar nuestras conductas poco saludables. Y eso es maravilloso.”

Para Brown, de 54 años y residente de Garland, cambiar significa reducir su hábito de fumar un paquete diario a uno o dos paquetes por semana. Y ahora tiene un objetivo – una fecha fijada cuando va dejar de fumar, gracias al programa para dejar de fumar que ella asistió en el Centro de Salud de Parkland en Garland.

Las clases se imparten regularmente en varios centros de salud Comunitarios Orientados a la Atención Primaria del Sistema de Salud y Hospital Parkland (COPCs) en el Condado de Dallas. El jueves, 17 de noviembre es el día este año del Great American Smokeout (Gran Día Americano para Dejar de Fumar) un día cuando los millones de fumadores en los Estados Unidos se animan a dejar de fumar como un primer paso y para crear conciencia sobre este grave problema de salud.

Foto Parkland.

Clases para dejar de fumar en Parkland usan un programa conocido como QuitSmart que usa una combinación de educación, grupos de apoyo y medicamentos para ayudar a personas a dejar el hábito. En los últimos 10 años, cientos de residentes del Condado de Dallas han dejado de fumar y han mejorado sus vidas, dijo Juan Prieto, un Educador de Salud Pública en Parkland y Coordinador del Programa.

“Investigaciones han demostrado que fumar está conectado a muchas enfermedades y problemas de salud, desde cáncer hasta enfermedades del corazón y derrames cerebrales, así que dejar de fumar es uno de los pasos más importantes que alguien puede tomar para ayudar a mejorar su salud” dijo Prieto.  “Muchas personas que vienen a nuestras clases nunca han tenido la información y el apoyo que necesitan para dejar de fumar”.

Brown dijo que ha aprendido a mantenerse activa y evitar centrarse en fumar como una forma de relajarse. Ella también ha aprendido a evitar la tentación pidiéndoles a fumadores que no fumen en su casa.

Foto Parkland.
Foto Parkland.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, 40 millones de adultos, aproximadamente 17 de cada 100, eran fumadores en 2014. Y mientras el número de fumadores ha visto una disminución general del 21 por ciento en 2005 a 17 por ciento en 2014, los números siguen siendo elevados entre los adultos de minorías y los que viven en la pobreza.

Cerca de 26 por ciento de adultos que viven en la pobreza en 2014 eran fumadores, en comparación con el 15 por ciento de personas que viven por encima de la línea de pobreza.

“Dejar de fumar no es fácil y puede tomar más de un intento. Pero años de experiencia han demostrado que estas clases en nuestros centros de salud comunitarios tienen una alta tasa de éxito”, dijo Noel Santini, MD, Director Médico Mayor de Servicios Ambulatorios en Parkland.

“Nuestro enfoque de combinar sesiones de grupo con medicación y supervisión médica trabaja para muchos de nuestros pacientes ya que les proporciona varias vías para combatir la adicción a la nicotina y el hábito de fumar”.

Clases actualmente están abiertas a los pacientes de Parkland referidos por su médico de atención primaria, trabajador social, psicólogo, dietista o cualquier miembro del personal médico.

Pacientes pueden también referirse ellos mismos poniéndose en contacto con el enlace de dejar de fumar en su COPC de Parkland más cercano.

Prieto dijo que las clases para dejar de fumar actualmente giran entre ocho centros comunitarios de salud – Garland, Irving, E. Carlyle Smith Jr., en Grand Prairie, de Haro-Saldivar en West Dallas, Southeast Dallas, Geriatría y Cuidado de Ancianos y Hatcher Station.

Una serie de clases se lleva a cabo en uno de los centros de salud durante primavera, verano, otoño e invierno. Cada curso tiene tres sesiones de clase que ayudan a personas prepararse para dejar de fumar dejar de fumar y aprender a vivir sin nicotina. Las clases son gratis, pero hay un costo de $35 para los materiales que incluyen un libro, CD de meditación y cigarrillos simulados que ayudar a los pacientes dejar cigarrillos reales.

parkland-hospital

Prieto dijo que en el año 2015, unas 284 personas se registraron para las clases y 188 completaron las tres sesiones. Doce meses después de la terminación de las clases, 38 por ciento habían reducido considerablemente sus niveles de fumar y 38 por ciento habían dejado de fumar totalmente.

Para obtener más información acerca de las clases de dejar de fumar en los centros de salud de Parkland, póngase en contacto con Prieto en juan.prieto@phhs.org, o llame al 214.266.1235. Para obtener más información sobre servicios disponibles en Parkland, visite www.parklandhospital.com/es.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here