LULAC: El cierre de la frontera causará un gran daño económico

0
70

LULAC, la organización de derechos civiles latinos más grande y antigua de la nación envió un comunicado donde manifiesta que el cierre afectará a los estados fronterizos de los Estados Unidos y no detendrá a refugiados desesperados

Washington, DC – La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés) indico en un comunicado que la reiteración de amenazas por parte de la Administración para cerrar la frontera entre Estados Unidos y México y suspender  la ayuda estadounidense a Honduras, Guatemala y El Salvador perjudicará gravemente la economía de los Estados Unidos.

«La amenaza del presidente Trump, si se llega a cumplir, de cerrar la frontera debido a la situación de los refugiados en América Central, será un golpe económico para Texas, California, Nuevo México y Arizona» dijo Domingo García, Presidente Nacional de LULAC. «Las acciones de la Administración no desanimaran a las familias de refugiados desesperados para huir de la violencia y la pobreza, en cambio, cerrar la frontera exacerbará la situación al dañar a los Estados fronterizos de los Estados Unidos y a México» agregó Garcia

El domingo anterior Mick Mulvaney, jefe de personal interino de la Administración en la Casa Blanca, declaró en una entrevista televisiva nacional que estaba de acuerdo con las opiniones del presidente Trump para cerrar partes de la frontera de los EE. UU., con México y detener la asistencia a tres países de América Central. Mulvaney manifestó que requeriría «algo dramático» para evitar que el Presidente lleve a cabo las acciones que ha prometido.

«LULAC hace un llamado al presidente Trump y al Congreso para que dejen de jugar al juego de la culpa y aprueben una reforma migratoria integral ahora» puntualizo García. «LULAC nuevamente está proponiendo un plan bipartidista para avanzar que incluye los siguientes puntos:

Asegurar la frontera de los carteles y traficantes de hu8manos.

Brindar asistencia humanitaria a ciudades fronterizas, grupos comunitarios y agencias gubernamentales para ayudar con solicitantes legitimas de asilo,

Aprobar la legislación en el Congreso que proporciona la residencia permanente con un camino hacia la ciudadanía para los soñadores, sus padres y los beneficiarios del TPS.

Desarrollar y financiar un nuevo Plan Marshall con asistencia de organizaciones no gubernamentales (ONG) y otros grupos locales sin fines de lucro para reconstruir la infraestructura y las economías de los países afectados de América Central y detener el flujo de refugiados hacia el norte,

Desarrollar un esfuerzo coordinado liderado por miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) e incluir a los Estados Unidos, México, Guatemala, Honduras y El Salvador para desarrollar un plan económico y de seguridad para la región. «Este plan debe incluir la legalización de la marihuana para detener el flujo de armas y dinero a los cárteles y pandillas violentas como la MS-13».

El presidente Trump, hablando el jueves en un mitin de sus partidarios en Grand Rapids, Michigan, se burló de los refugiados que llegaron a los puestos de control fronterizos a lo largo de la frontera sur de los EE. UU., y se refirió a los informes de los migrantes que informan a los funcionarios que sus vidas están en peligro por la violencia en sus países. «Temo por mi vida» expreso Trump cuando una multitud aplaudió. «Es un trabajo gigante».

“Nos sentimos tristes y decepcionados por el escepticismo del Presidente frente al relato tras relato que documenta la tragedia humana que viven diariamente decenas de miles de nuestros vecinos del sur de los Estados Unidos y que muchos de nosotros entendemos de primera mano. Nuestro propio Asesor de Viajes del Departamento de Estado advierte que se reconsideren los viajes debido a la alta tasa de criminalidad en los países del triángulo norte” manifestó Sindy Benavides, CEO de LULAC.

La Sra. Benavides llegó a la frontera sur cuando era una niña inmigrante de un año de edad desde Honduras en los brazos de su madre. “LULAC hace un llamado a la Casa Blanca para que convoque una cumbre de emergencia con los principales líderes de nuestro Hemisferio para buscar soluciones humanitarias para uno de los períodos más oscuros de nuestra historia reciente.

«Este es un momento para que los alimentos no sean la fuerza, la medicina, ni tampoco el uso de la fuerza militar, y los empleadores no se burlen a costa de hombres, mujeres y niños inocentes que necesitan nuestra ayuda».

Kellyanne Conway, consejera del presidente en la Casa Blanca, dijo el domingo que la Administración está lista para actuar. «Ciertamente no es un engaño», dijo Conway. «Se puede tomar en serio al presidente», agregó e instó a los demócratas en el Congreso a apoyar el plan Trump para una revisión de la inmigración en los EE. UU., o enfrentar las consecuencias, ahora y en la elección del 2020. Sus palabras hacen eco de la misma predicción que el presidente ha hecho en los últimos días diciendo que cerrar la frontera y detener la ayuda extranjera a los países centroamericanos sería culpa de los líderes demócratas y de su partido.

«Cerrar la frontera y detener la ayuda estadounidense a los tres países, Honduras, Guatemala y El Salvador creará más inestabilidad y en realidad aumentará la migración ilegal, no solo desde allí sino también desde México» reitero García. «El presidente Trump gritando consignas antiinmigrantes y lanzando aire caliente puede darle cobertura en Fox News, pero estas tácticas políticas no resuelven la crisis humanitaria de la frontera. «Nuestra nación necesita la ayuda legislativa audaz de ambos partidos para socorrer a las familias desesperadas y al mismo tiempo respetar las leyes y los valores de Estados Unidos», concluyó García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here