No a “Pena de Muerte” para enfermos mentales aprobada en la Cámara – Falta aprobación del Senado de Texas  

0
77

Dallas, Texas. Por Luis Lara. Toni Rose, representante demócrata del estado de Texas por el Distrito 110 anunció que su proyecto de Ley -House Bill 1936- que dice no a la pena de muerte a quien haya sido condenado y a cambio se le castigara con cadena perpetua, fue aprobado por la Cámara de Representante de Texas con una votación de 77-67 y ahora se trasladará al Senado para su consideración.

El anuncio fue hecho el 9 de mayo del 2019 por medio de su oficina que dirige Aisha J. McClendon en la ciudad de Austin, Texas. El proyecto de ley aprobado inicialmente en la Cámara, indica que, si una persona es declarada culpable, el acusado enfrentaría cadena perpetua sin libertad condicional.

Roberto Alonzo exdiputado estatal de Texas indico “conozco el trabajo serio y responsable que realiza Toni Rose, esta bien fundamentado en conceptos médicos y por especialistas en enfermedad metal, la felicito por su dedicación en este tema tan importante para la comunidad” dijo Alonzo.

Las investigaciones médicas demuestran que los individuos con discapacidades intelectuales y jóvenes no tienen la misma capacidad mental que los adultos en pleno funcionamiento. Si bien la ley actualmente prohíbe la ejecución de estas personas, las personas que sufren enfermedades mentales graves aún pueden ser ejecutadas. La enfermedad mental grave afecta significativamente la capacidad de la persona para controlar los impulsos, entender si sus acciones son moralmente incorrectas o comprender las consecuencias de sus acciones. El voto de la Cámara de esta semana confirma que las personas con enfermedades mentales graves deben ser tratadas de manera similar a otros grupos protegidos.

«Este proyecto de ley corrige un sistema que no reconoce las similitudes entre las personas que padecen una enfermedad mental grave y las personas con discapacidades intelectuales. Sí, este proyecto de ley ahorrará a los contribuyentes hasta $ 2 millones por caso de pena de muerte, pero lo que es más importante, servirá para borrar una situación deslumbrante en nuestra comprensión colectiva de la salud mental” dijo Toni Rose

La Representante Rose ha trabajado como profesional de salud mental y se ha desempeñado como miembro del Comité Selecto de la Cámara sobre Salud Mental. El proyecto de ley recibió el apoyo de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI) de Texas, la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales, la Conferencia de Obispos Católicos de Texas y la Asociación de Psicología de Texas.

La representante fue elegida en 2012, Toni Rose representa el Distrito 110, que incluye partes de Oak Cliff, Pleasant Grove, Balch Springs y Mesquite. La Representante Rose sirve en los Comités de Asignaciones, Calendarios, Servicios Humanos y Redistribución de Distritos.

La actual Legislatura número 86 ° comenzó el 8 de enero y finalizará al 27 de mayo del 2019. Donde se planea el presupuesto estatal a la política de salud y educación, y la política detrás de todo “nos enfocamos en lo que los texanos necesitan saber sobre la sesión legislativa bienal” añadió Toni Rose.

La aprobación provisionalmente es una medida que prohibiría dictar una sentencia de muerte a alguien con una enfermedad mental grave, como la esquizofrenia o el trastorno bipolar. El proyecto de Ley -House Bill 1936-, permitiría que los acusados ​​de homicidios cometidos en un juicio capital presentaran pruebas en el juicio de que él o ella estaba gravemente enfermo mentalmente en el momento del crimen. Si el jurado está de acuerdo, el acusado sería condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional si se lo encuentra culpable.

La medida se aprobó sin discusión después de haberse retrasado varias veces en la última semana. «Cuando esos delincuentes están bajo una psicosis activa, eso los hace incapaces de entender o ser racionales acerca de la ofensa, por lo que no deben ser sujetos a la pena de muerte», dijo Rose el jueves en el piso de la Cámara.

El proyecto de ley de Rose permitiría a los acusados ​​con enfermedad mental no ser elegibles para la pena de muerte si tuvieran esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo o trastorno bipolar, y tuvieran síntomas psicóticos activos en el momento del crimen que afectó su racionalidad o comprensión de las consecuencias de sus acciones. Rose presentó un proyecto de ley similar a la Legislatura en 2017, pero nunca llegó a la Cámara de Representantes para el debate.

El lunes pasado, la Cámara de Representantes se movió para crear un proceso previo al juicio para determinar si un acusado de homicidio capital tenía una discapacidad intelectual y, por lo tanto, sería constitucionalmente inelegible para la ejecución.

Actualmente no existe una ley que restrinja la ejecución de una sentencia de muerte para los acusados ​​con enfermedades mentales, pero el Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha sostenido que los reclusos deben poder entender que están a punto de ser ejecutados, y por qué, para llevar a cabo ejecuciones.

El preso con enfermedad mental más conocido es Scott Panetti, un esquizofrénico diagnosticado que mató a los padres de su esposa en 1992 y ha vivido en el corredor de la muerte de Texas durante casi un cuarto de siglo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here