LULAC exige justicia por ataque en Oiwa y pide a Trump que detenga su discurso de odio

0
106

Ataque automovilístico a un adolescente en Iowa se suma a un año de dolor para latinos en los EE. UU.

Washington, D.C. La organización de derechos civiles latinos más antigua y más grande de la nación emitió un comunicado donde manifiesta que dice el año 2019 marca un momento trágico de crímenes de odio basados en la raza.

La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) exigió se haga justicia después que un conductor blanco declaró un crimen de odio en el atropello deliberado e intento de asesinato con un automóvil sobre Natalia Miranda de 14 años en Clive, Iowa la policía lo hizo porque la niña era «mexicana».

«Esta es la última víctima en lo que ya ha sido uno de los años más sangrientos para los latinos en los Estados Unidos y nadie tiene más culpa de este peligroso ambiente tóxico en nuestro país hoy que el propio presidente Donald Trump», dijo Domingo García, Presidente Nacional de LULAC.

«Él ha golpeado constantemente el tambor de la intolerancia racial desde que comenzó a hacer campaña para el cargo e inspiró asesinatos, asaltos y burlas raciales en todo los Estados Unidos en 2019. Hemos sentido el azote de su continuo clamor por construir el muro y los insultos contra nosotros todos los días como Taco Tammy en Dallas que atacó verbalmente a dos latinas por simplemente trabajar en un camión de comida en una calle pública” manifestó García.

Según el FBI, los delitos de odio contra los latinos aumentan por tercer año consecutivo. Si bien los ataques contra musulmanes y los incidentes antisemitas han disminuido, los delitos contra los latinos han aumentado un 41% desde 2016. Hubo 485 incidentes en 2018, el último año completo medido, en comparación con 427 en el 2017. El FBI informa que el país está presenciando el mayor aumento en los delitos de odio racial desde el 2001.

“Nunca debemos olvidar los asesinatos a sangre fría de Stephen Romero, de 6 años y Keyla Salazar, de 13 años, en Gilroy, California, o los 22 hombres, mujeres y niños asesinados a tiros en El Paso junto con otros 24 que resultaron heridos porque el asesino quería matar a mexicanos” explico García.

«Ahora, ver a Natalia, de 14 años, una joven que podría ser nuestra hija o nieta atropellada mientras camina inocentemente a un juego de baloncesto de la escuela secundaria es un delito que debe ser procesado por lo que es — intento de asesinato motivado por ira ciega sobre el color de la piel de la víctima» puntualizo García.

Joe Henry, Asesor del Presidente Nacional de LULAC y de Participación Cívica en Elecciones, dijo el sábado que se está formando una coalición de organizaciones comunitarias para pedir la acción de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Polk, que tiene jurisdicción local en la comunidad donde ocurrió el ataque. a menos de 10 millas al oeste del centro de Des Moines.

«Ya se está planteando poner la excusa de salud mental como un factor en este incidente, pero debemos denunciar este tipo de comportamiento» afirmó Henry. «Cuando el presidente de nuestro país promueve el odio, se mostrará en los elementos más débiles de la sociedad y los latinos han sido atacados” indico Henry. «Tuvimos que lidiar con esto desde que era candidato a presidente y con el tiempo ha empeorado».

LULAC anuncio que estará monitoreando las condiciones de seguridad para los latinos en todo el país y le preocupa que esa tendencia peligrosa continúe. «Esta debería ser una época del año de paz y buena voluntad y en cambio, otra familia latina hoy está al lado de la cama con un ser querido debido al odio» señaló García.

«Pido al presidente Trump que detenga su discurso de odio contra nuestra comunidad y rezo para que Dios tenga piedad de él por la sangre de latinos inocentes que ha corrido en sus manos» concluyó García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here