LULAC: En el Súper Martes, latinos y afroamericanos sufrieron para votar

Votantes de las minorías fueron las últimas víctimas de la Ley de Derechos Electorales. LULAC la organización de derechos civiles latinos más antigua y más grande de la nación exige acciones para corregir la falta de encuestas en áreas minoritarias, largas filas, máquinas rotas y otras barreras para votar, experimentadas por votantes latinos y afroamericanos el súper martes

0
262
En español elecciones primarias

Washington, DC. Hoy, la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés) exigió medidas drásticas a gobiernos estatales y a los partidos políticos estatales para abordar los problemas de votación que se presentaron en las urnas durante el Súper Martes, como estaciones de votación dispersas, falta de trabajadores electorales y mal funcionamiento de las máquinas de votación en barrios minoritarios. Domingo García, presidente nacional de LULAC, emitió la siguiente declaración sobre los problemas de supresión de votos que los votantes enfrentaron durante el Súper Martes:

“Los latinos se han convertido en el bloque de votación minoritario más grande en 2020, y nuestra comunidad está en el corazón de la base de votación en estados como California y Texas. Sin embargo, es precisamente en las comunidades minoritarias más grandes de todo el país, específicamente en los distritos donde el voto latino marca la diferencia, que estamos presenciando las mayores barreras para que las personas voten”

“El esfuerzo calculado para suprimir el voto minoritario durante el Súper Martes es un peligro para nuestra democracia. En mi estado natal de Texas, escuchamos a cientos de minorías estadounidenses que no pueden votar debido a que demasiadas personas en muy pocas encuestas y máquinas que funcionan mal causan largas filas. En California, también vimos cómo la falta de trabajadores electorales retrasó las líneas durante horas. Esto se suma a los años de intentos descarados de reducir el número de centros de votación en lugares donde la población latina y afroamericana está creciendo en gran medida a través de la eliminación de la Ley de Derechos Electorales”

“Esta historia de discriminación electoral ha hecho que sea especialmente difícil para los estadounidenses de bajos ingresos participar en las elecciones, debido a las dificultades en torno al cuidado infantil, la flexibilidad laboral e incluso el transporte. En pocas palabras, si gana un salario por hora, es injusto tener que elegir entre alimentar a su familia o ejercer su deber cívico. Se suponía que la Ley de Derechos Electorales protegería a nuestras comunidades de esta privación sistemática de sus derechos. Desafortunadamente, la decisión de la Corte Suprema en el Condado de Shelby vs. Holder puso en evidencia la privación del voto de los minoritarios este Súper Martes» dijo Domingo García.

Antecedentes:

LULAC ha estado a la vanguardia en la protección de los derechos de los votantes para los latinos y todas las minorías. La organización es una de las partes en el caso que cuestiona el sistema de votación «ganador-se lleva todo» de Texas, que viola el principio de «una persona, un voto» que surge de la igualdad de protección constitucional y los derechos de libertad de asociación. En octubre de 2019, LULAC celebró una victoria cuando el juez de la corte de distrito Scott D. Rosenberg falló a favor de la organización en una demanda que desafió la ley de identificación de votantes de Iowa y resultó que la corte rechazara una regla controvertida que hubiera permitido comparar los registros de votantes estatales a la base de datos federal de inmigración. De manera similar, en Texas, LULAC ganó una demanda contra el estado por una lista de depuración de votantes que intentaba suprimir a los votantes latinos, según lo dictaminó el juez federal de San Antonio Fred Biery en 2019.

Advertisement

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here