COVID-19 y el censo del condado de Dallas

0
109

Justo cuando comenzaban las actividades para asegurar que todos los que residen en los Estados Unidos fueran contados el 1 de abril a través del censo del 2020, una pandemia causó un caos total. Sin embargo, los condados, ciudades y organizaciones ágilmente cambiaron su curso para comunicarle al público la importancia del censo al adoptar campañas electrónicas y virtuales.

Hoy, conforme los estados y las ciudades emergen de varias semanas de aislamiento forzoso en casa, el trabajo para asegurar que todos sean contados ha recibido una inyección de energía y continúa su impulso hacia la meta final de octubre del 2020.

 “Las medidas que hemos seguido para reducir la curva de contagio en nuestra comunidad crearon algunos obstáculos en nuestras estrategias para promover el censo”, dijo Sophia Johnson, Presidente, ABI. “Esta crisis ha tenido un impacto considerable, pero de ninguna manera ha causado que abandonemos nuestro trabajo para asegurar que las poblaciones difíciles de contar reciban nuestro mensaje. Nuestra experiencia con el COVID-19 ha demostrado que  más que nunca necesitamos asegurarnos que todos sean contados para estar mejor preparados para la siguiente década”.

El impacto de la pandemia y las medidas para detenerla en el Condado de Dallas han hecho hincapié en la necesidad de tener un conteo correcto de la población para asegurar que habrán los recursos necesarios—en salud, alimentos, educación—para poder enfrentar crisis similares exitosamente, añadió Sophia, Presidente, ABI.

El depender cada día más de la Internet para realizar tareas diarias remotamente proporcionará a los que aún no han respondido al censo una opción de hacerlo sin tener que entrar en contacto directo con personas desconocidas al responder en línea con cualquier dispositivo que se pueda conectar a la Internet—computadoras, tabletas, teléfonos inteligentes. También pueden responder por teléfono o llenando el cuestionario en papel que recientemente se envió a millones de hogares.

Un conteo correcto de la población estadounidense determinará cómo miles de millones de dólares en fondos públicos son distribuidos para servicios en la comunidad, como son comida gratuita, programas de apoyo social, e infraestructura para tecnología. Las corporaciones utilizan el conteo para ampliaciones de sus negocios y los distritos escolares para planear dónde abrirán nuevas escuelas o añadirán salones de clase.

Aún antes de que la pandemia forzara a los grupos a cambiar sus estrategias, los gobiernos y organizaciones sin fines de lucro sabían que habría una serie de obstáculos en su camino para poder obtener un conteo correcto. La controversia que tuvo lugar acerca de la inclusión de una pregunta acerca de ciudadanía y las redadas de inmigrantes causaron miedo acerca del censo y crearon también la necesidad de proporcionar más información correcta.

“Sabíamos que sería imperativo lograr propagar el mensaje de que la información que se proporciona respondiendo al censo se mantiene confidencial durante más de 70 años”, dijo Florencia Velasco Fortner, Presidente, The Concilio.

Actualmente, poco más del 57 por ciento de los hogares del Condado de Dallas han respondido al censo, pero se han redoblado los esfuerzos y se ha pospuesto la fecha límite para responder hasta octubre del 2020.

Para encontrar más información acerca del censo del 2020 en varios idiomas, visite www.2020Census.gov o llame al 844-330-2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here