LULAC “Seguridad de trabajadores empacadores de carne es prioridad”

0
74

LULAC la organización de derechos civiles latinos más antigua y más grande de la nación continúa buscando progreso a través del diálogo directo con las empresas empacadoras de carne.

Washington, DC – La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés) anunció hoy viernes 26 de junio del 2020 que se ha visto un progreso en los sitios de trabajo para los empleados de la industria cárnica durante la pandemia del COVID-19 y tiene la intención de continuar buscando un compromiso más seguro y constructivo con los productores de alimentos.

«LULAC no está renunciando a su derecho de hablar sobre muchos asuntos importantes que enfrenta nuestra comunidad» dijo Domingo García, Presidente Nacional de LULAC. “Sin embargo, nuestro único enfoque aquí y ahora es la seguridad de los trabajadores para las decenas de miles de latinos que todavía ingresan a las plantas empacadoras de carne todos los días. Para obtener eso, nos estamos reuniendo con los presidentes (CEO) de estas compañías, visitando las plantas para ver por nosotros mismos los cambios que están haciendo para combatir el coronavirus. El virus es el enemigo” agregó García.

LULAC ha presentado a productores de alimentos un conjunto de principios de cinco puntos para el progreso que incluye: pruebas mensuales de COVID-19 a todos los trabajadores, equipo completo de protección personal, ajuste de la velocidad de la línea al trabajo, compensación para los trabajadores infectados que reciben atención y asistencia a las familias que han perdido seres queridos por coronavirus.

Hasta ahora, LULAC se ha reunido con JBS en Greeley Colorado y Tyson Foods en Springdale, Arkansas. Ambos han hecho avances significativos. También las discusiones están en marcha con Cargill en Minnetonka, Minnesota para comenzar una revisión similar.

Todavía hay más que se puede y se debe hacer que lograremos trabajando juntos con compañías que están haciendo los cambios necesarios y no podemos desviarnos de otras agendas que nos distraigan de la seguridad de los trabajadores» manifestó García.

“En última instancia, necesitamos una nueva legislación y fondos federales para ayudar a productores y trabajadores de carne a realizar cambios vitales de diseño y operación que beneficien a las plantas y trabajadores de suministro de alimentos de nuestra nación. Es un objetivo ambicioso, pero al final, Estados Unidos será una nación mejor alimentada para ello e igualmente importante, los trabajadores tendrán un lugar de trabajo más seguro. LULAC continuará monitoreando todo el progreso y continuará dialogando con los trabajadores” concluyó García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here