Contando a los pequeños en el censo

0
181

Con todas las comidas, cambios de pañales, berrinches, risas, horarios de dormir, la necesidad de atención constante, los bebés e infantes son difíciles de ignorar, pero cuando se trata de completar el cuestionario del censo de los Estados Unidos, frecuentemente olvidamos incluirlos.

En el censo del 2010, más de un millón de niños no fueron incluidos en el conteo, lo que resultó en menos recursos para sus comunidades para programas de apoyo social, educación y otros servicios que los afectan directamente.

“El contarlos en el censo del 2020 significa edificar la base para el futuro, asegurándonos que nuestras familias y nuestras comunidades tendrán acceso a los fondos y recursos que necesitan para prosperar”, dijo Sophia Johnson, presidente de ABI. “Estamos pidiéndole a los adultos que no se olviden de incluir a los bebés que nacieron el año pasado y a los infantes que seguramente están corriendo por su casa en este momento. Todos los que viven en una casa deben ser contados sin importar su edad”.

La distribución de los fondos para este tipo de programas se determina a través del conteo de la población que se realiza con el censo cada década. Los programas construcción de nuevas escuelas, desayunos y comidas gratis o de precio reducido, Head Start, educación especial, casas temporales para menores, Medicaid, y el programa de seguro médico para niños o CHIP, comidas escolares gratuitas, y asistencia residencial para ayudar a las familias de los niños.

El responder al censo es más fácil que nunca con más opciones en más idiomas. Por primera vez, este año, se puede completar la breve encuesta en línea, por teléfono, o por correo. Solo toma 10 minutos contar a todos en un hogar, incluyendo a los niños pequeños.

Según la Oficina del Censo, el riesgo de no contar a los niños pequeños en el censo del 2020 es particularmente alto, especialmente cuando existen circunstancias complejas en sus vidas como el dividir su residencia entre padres divorciados, vivir con adultos que no son sus padres o vivir en una casa donde residen varias familias. En el conteo del censo del 2010, aproximadamente el 40 porciento de los niños pequeños vivían en estas circunstancias complejas.

Los expertos especulan que el bajo conteo de niños entre latinos y afroamericanos se debe a que estos grupos son tradicionalmente difíciles de contar. También es más común que los niños vivan en hogares multi-generacionales y con relaciones complejas.

Para evitar que los niños se queden fuera del censo este año, los expertos recomiendan:

  • En la casa en que viven y duermen la mayor parte del tiempo, aunque sus padres no vivan ahí.
  • En la casa en que los niños se quedan más frecuentemente aunque sus familias estén divididas, o donde vivían el 1 de abril del 2020.

Para más información acerca del censo y cómo pueden ser contados, visite www.2020census.gov.

Advertisement

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here