Expertos de Parkland afirman que pandemia aumenta el riesgo de sufrir depresión y cometer suicidio

0
97

Septiembre es el mes nacional para la prevención del suicidio

Dallas, Texas. El COVID-19 no solo atacó nuestro bienestar físico. También socavó nuestro sentimiento de seguridad, protección y conectividad social. En el mejor de los casos, solo nos angustia saber cuándo volverá la vida a la normalidad o nos asusta contraer el virus. En el peor de los casos, estamos inmersos en una profunda depresión porque hemos perdido nuestro empleo, nuestros ahorros, nuestra salud o, peor aún, a un ser querido.

Ahora en el mes siete de la pandemia, que también es el mes nacional de prevención del suicidio, millones de personas estamos enfrentando enfermedades, dolores, estrés económico y familiar, problemas con el cuidado infantil y la educación, hasta luchas por tener comida sobre la mesa y un techo bajo el cual estar a salvo.

Los expertos de salud conductual de Parkland Health & Hospital System informan que el virus ha aumentado los niveles de estrés de personas de todas las edades, orígenes étnicos y niveles socioeconómicos.

“La duración de esta crisis agotó muchos de nuestros recursos emocionales y la necesidad de mantener distanciamiento social cambió nuestra capacidad para usar las conexiones sociales para sobrellevar esto adaptándonos,” expresó Kim Roaten, PhD, Directora de Calidad en Seguridad, Educación e Implementación del Departamento de Psiquiatría de Parkland y Profesora Adjunta de Psiquiatría en UT Southwestern Medical Center. “Además, muchos de nosotros estamos enfrentando cambios en nuestros empleos, subempleo o desempleo y una transición a la educación virtual.”

Según un informe reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades(CDC), en los Estados Unidos se triplicó la prevalencia de síntomas de ansiedad y depresión de abril a junio de 2020 en comparación con el mismo período en 2019. A fines de junio de 2020, investigadores descubrieron que el 40 % de los adultos estadounidenses informaron que están lidiando con problemas mentales o por consumo de sustancias, el 31 % tuvo síntomas de ansiedad o depresión y el 11 % consideró seriamente el suicidio. Para las personas de entre 18 y 24 años, la cantidad que consideró el suicidio fue 1 de cada 4, más del doble en comparación.

Los síntomas adversos de salud mental están más generalizados entre las comunidades hispanas y afroamericanas, entre trabajadores esenciales y cuidadores no remunerados, explicó el informe de los CDC.

“COVID-19 ha influido en el bienestar emocional de muchos de nuestros pacientes,” expresó Rebecca Corona, PhD, psicóloga jefa de Parkland que maneja un equipo de asesores de salud conductual que proporcionan servicios en los centros de salud basados en la comunidad de Parkland.

Gracias a la expansión de telesalud, Parkland aumentó el acceso a los servicios de salud mental para pacientes ambulatorios durante la pandemia, lo que garantiza que esos pacientes reciban la atención necesaria.

“En algunos casos, el COVID desenmascaró problemas subyacentes o acentuó situaciones existentes como conflictos y maltratos domésticos. El dolor, la depresión y la ansiedad provocados por el COVID-19 afectaron a pacientes de todas las edades, desde niños a personas de mayor edad,” indicó la Dra. Corona.

“Muchos pacientes de edad avanzada se sienten como prisioneros en sus propios hogares,” explicó la Dra. Corona. “Salir no es seguro para ellos y sus hijos y nietos no pueden visitarlos de manera segura, lo que hace que se sientan aún más aislados. Hablamos de encontrar nuevas formas de conectarse y hacerle frente. Una de mis pacientes hace máscaras para sus nietos. Ayudarlos a estar seguros es terapéutico para ella.”

La Dra. Corona explicó que algunos pacientes se deprimieron tanto que no se están cuidando, perdieron el apetito, no están durmiendo bien y se aislaron de otras personas, todos signos preocupantes de riesgo de suicidio potencial.

En 2015, Parkland se convirtió en el primer sistema de salud de la nación en administrar un programa universal de detección de suicidios para identificar a personas en riesgo y ayudar a salvar vidas a través de la intervención temprana. El programa detecta no solo a adultos, sino también a jóvenes de entre 10 y 17 años, sin importar los motivos que tengan para buscar atención. Desde que se inició el programa, se han completado más de 3 millones de pruebas de detección de riesgo de suicidio con pacientes en el Departamento de Emergencia, el nuevo Departamento de Atención de Urgencias, las unidades de pacientes hospitalizados y los centros de salud de Atención Primaria Orientada a la Comunidad (COPC) de Parkland.

La Dra. Roaten dijo que todos deberían estar al tanto de posibles señales de advertencia de suicidio:

• Sentirse una carga

• Estar aislado

• Aumento de la ansiedad

• Sentirse atrapado o sentir un dolor insoportable

• Aumento del consumo de sustancias o alcohol

• Buscar una manera de acceder a medios letales, como un arma de fuego

• Aumento de la ira o la rabia

• Cambios de humor extremos

• Expresar desesperanza

• Dormir muy poco o demasiado

• Hablar sobre querer morirse o publicar cosas al respecto

• Hacer planes para suicidarse

“Si le preocupa alguien, háblele,” aconsejó la Dra. Roaten. “Hágale saber que está preocupado. Asegúrele que buscar ayuda es un signo de fortaleza. Hágale saber que no está solo, que usted está ahí para ayudarlo. La evidencia indica que preguntarle a alguien si está pensando en lastimarse no implica un aumento en el riesgo de suicidio. De hecho, la mayoría de la gente se siente agradecida de que alguien le haya expresado preocupación. Hay muchos recursos, desde líneas directas de crisis de suicidio hasta proveedores de salud mental en Parkland y en toda la comunidad que están listos para ayudar.”

Entre las líneas de crisis de suicidio se incluyen las siguientes:

• National Suicide Prevention Lifeline: la línea telefónica directa nacional para la prevención

del suicidio, financiada por el gobierno de los EE. UU. brinda asistencia gratuita las 24 horas.

1-800-273-TALK (8255)

• Crisis Text Line: apoyo gratuito las 24 horas, los 7 días de la semana; envíe un mensaje de texto con la palabra “HOME” (hogar) al 741741

• Línea de ayuda nacional de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA): servicio de información de la línea de ayuda gratuita y confidencial las 24 horas, los 7 días de la semana, para referencia de tratamiento de abuso de sustancias y salud mental. 1-800-662-HELP (4357).

• Línea de crisis las 24 horas, los 7 días de la semana, del Centro para casos de suicidio y crisis del norte de Texas. 214-828-1000Para obtener más información sobre los servicios de Parkland, visite. www.parklandhospital.com

# # #

Parkland Health & Hospital System, Department of Corporate Communications 5200 Harry Hines Blvd., Dallas TX 75235, 469-419-4400 www.parklandhospital.com

Advertisement

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here